El Etna domina toda Sicilia con su imponente majestuosidad: fuego, humo, lava y vino. En la ladera tinta, el Nerello Mascalese y el Nerello Cappuccio dan vida a etiquetas elegantísimas, como el Contrada R de Passopiaciaro (98 puntos según Wine Enthusiast); la ladera blanca, en cambio, lo apuesta todo a la profunda mineralidad que encuentras, por ejemplo, en el Alta Mora de Cusumano. Descubre todos los demás en esta colección volcánica.

Otro promo