Ambos son los hijos más nobles que el Nebiolo puede ofrecer, pero uno luce un carácter masculino mientras que el otro es más elegante y femenino: entre el Barolo y Barbaresco no hay desafío, en el sentido que el único que gana siempre eres tú cuando descorchas la botella. Y además, no hay mejor lugar que Piamonte para una buena excursión autumnal.

Otro promo